Página Entidad

Bloque Principal

icono
Turismo Gastronómico
usted está en TURISMO » Turismo gastronómico
Imagen Principal de la Página

Nuestra forma peculiar de preparar los alimentos ha sido siempre del agrado de la persona forastera que nos visita, e incluso se impone entre la vecindad del lugar, allá donde hay una persona emigrante calereña.

La gastronomía de Calera de León está basada en los productos del cerdo, animales que se engordan con bellotas de sus dehesas dándole a la chacina un sabor peculiar, y que posteriormente se preparan para la matanza casera tradicional, teniendo lugar en los meses de invierno. De dicho animal se utiliza prácticamente todo, ya que gracias al clima de la sierra los productos que se elaboran tienen una muy buena curación, pudiendo disfrutar así de alimentos como el lomo asado, lomo aliñado simplemente con ajo y sal o embutido en tripa, chorizos, salchichones…, pero lo que destaca por excelencia es el magnífico sabor de nuestros jamones ibéricos, “un exquisito manjar para nuestros paladares”.

En Calera surgen además unas peculiaridades gastronómicas que lo distinguen: algo así como un dialecto propio dentro del idioma gastrológico extremeño. Así, desde el arroz con leche y las "poleás", típicas de Semana Santa, hasta las humildes "trincallas" y el "almorraque"; el refrito de las matanzas, el caldillo, las aceitunas "machacás" preparadas con ajo, guindillas y orégano; las aceitunas de año con su aroma de tomillo...

También destacan los cochinillos de aproximadamente un mes, lo mismo frito que al horno, nos dejan un gran sabor de boca.

Calera no cuenta con un único plato típico sino que cuenta con una cocina amplia y variada, además de una cocina casera, íntima y desconocida. Para la elaboración de muchos de estos platos se utilizan productos de la huerta, principalmente verduras.

Los más habituales en época de calor son:

  • Boronías, es un plato realizado a base de patatas, tomates, pimiento rojo, cebolla, ajo, aceite y sal.
  • Trincallas, sus ingredientes son: tomate, pepino, pimiento rojo, cebolla, ajo, pan, aceite, vinagre y sal.
  • Sopa de tomate o Gazpacho, ambos se elaboran de diferente manera pero llevan los mismos ingredientes: pan, ajo, pimiento rojo, aceite, vinagre, agua y sal.

Y en el campo de la repostería, nuestras célebres perrunillas, las artísticas flores con miel, el gañote, las virutas...